01 de December, 2021
Tendencia imagen
Celebrar con sentido
Esta Navidad te invitamos a disfrutar de manera más sencilla y natural. La tendencia es volver a lo simple, usando materiales de la naturaleza y una paleta de colores neutra.

Por. Andrea Benkö

Objetos sacados de la naturaleza, pinos y coronas elaborados con ramas y frutos naturales, crean un ambiente que representa la sencillez de la Navidad. Un toque sobrio y simple alejado de las modas y lo sobrecargado.

La decoración actual, en general, busca la simpleza de las piezas únicas, elaboradas con materiales nobles y de origen natural; elementos sobrios, elegantes y sencillos. Hoy preferimos usar un solo tono en vez de mezclar tantos colores, siguiendo e imitando las pautas que nos entrega la naturaleza. Esta tendencia está enfocada en objetos que proporcionan calma, descanso y, por supuesto, paz.

Esta idea de volver a lo simple se aplica perfecto para reencontrarnos con el sentido y el significado de la Navidad. Atrás quedaron esas celebraciones llenas de adornos brillantes y regalos envueltos en papeles con dibujos en colores; hoy la invitación es a ser lo más minimalista o simple posible, pero con encanto.

Esto no quiere decir que no decores, muy al contrario, quiere decir que te preocupes de elegir bien los objetos que vas a usar para decorar y marcar, de alguna manera, tu identidad propia.

T e n d e n c i a 

Olvídate de los plásticos y de los duendes y muñequitos vestidos para el Polo Norte (que no tienen nada que ver con nuestro clima); de las clásicas esferas brillantes de baquelita, que se venden en todos los tamaños; de ponerle cintas y campanitas a todos los rincones y de sobrecargar con decoración excesiva.

Hoy la tendencia es decorar tu árbol navideño y tu casa con maderas, piñas y frutos secos; objetos naturales en tonos suaves. También funcionan muy bien los materiales como el lino, las fibras naturales, los bordados e incluso el papel. Quizás incorporar piezas de artesanía nacional que se han ido perfeccionando y adecuando a los nuevos tiempos; en estas fechas hay varias muy entretenidas para elegir.

Decorar tu árbol de Navidad con adornos plásticos, puede ser muy parecido a poner un mantel plástico en la mesa para recibir amigos. ¡Podemos dejarlo para otro momento!

La idea que nos encanta es la que busca destacar la pureza del sentido navideño frente a lo superficial. Puede parecer más difícil de lograr, porque requiere mayor creatividad que comprar los adornos desechables que ofrece el retail, pero en realidad no es tan complejo. Ni siquiera es necesario gastar más.

Envuelve tus regalos con papel Kraft y, en vez de ponerle la típica cinta plástica, elige una ramita de pino enlazada en cordón de yute o con una cinta de tela. También puedes usar un simple papel blanco, o pedir a tus niños que hagan dibujos navideños y ocupar esos mismos papeles para envolver pequeños regalos. En vez de comprar regalos obligados sin sentido, una carta acompañada de unas galletas hechas en casa puede ser mucho más significativa, al igual que preparar una rica comida para convidar y compartir.

Las luces no se transan: deben estar presentes siempre, porque el toque en tu árbol, al igual que en la decoración, es la iluminación. Un ambiente agradable es siempre un lugar bien iluminado, lo mismo pasa cuando las pequeñas lucecitas están puestas en el pino navideño. Las luces blancas cálidas siempre lograrán ese encanto y calidez que queremos transmitir.

Las velas tampoco pueden faltar, todas son bienvenidas y blancas serán siempre las más adecuadas, quizás alguna roja o dorada para darle algo de color, pero decorar con piezas y toques blancos nos parece una gran alternativa porque, unido a los tonos tierra, siempre combinan en cualquier espacio.

Un árbol de Navidad natural se adapta perfecto a esta nueva tendencia y al estilo de tu casa y de tu espacio; donde lo pongas será bienvenido. No hay como sentir el aroma de un pino verdadero y elegir una decoración que imita a la naturaleza, es perfecto. Un pino solo con luces como decoración, puede resultar muy vanguardista. O uno de madera que solo sea la silueta.

Usa canastos o cajas de madera como cestos para sostener tu pino navideño natural, y riégalo para mantenerlo siempre vivo. Si es artificial, usa cortezas de árboles en vez de poner una tela para tapar la base metálica del pino, la idea es que nuestra decoración imite la naturaleza, pero con gracia. O también puedes elegir uno de madera que solo asemeje su silueta.

Si la mesa es de madera puedes no usar mantel y elegir individuales para lucir las vetas y, si te atreves, puedes usar solo los platos, usando uno de base; de lo contrario, el mantel de lino crudo siempre es elegante. Con una buena cuchillería, los mismos platos de vajilla blanca decorados con ramas y hojas y algún toque original en la servilleta de tela, es simplemente perfecto. Definitivamente menos es más.

Menu cerrar
DIRECTORIO
Tiendas Servicios Artes
Mis favoritos Mis favoritos