06 de marzo, 2021
Tendencia imagen
El Arte de bordar
Bordar como medio de comunicación.

Por. Andrea Benkö

Expresar la imaginación, relatar acontecimientos y contar nuestra historia, hacen que la manualidad del bordar, se transforme en un arte valorado cada día más.

El milenario arte de bordar ha sido clave para la vida y la humanidad desde sus inicios, no solo para adornar sino para comunicar imágenes, pensamientos, sueños y la misma historia. De la antigua cultura asiática que ya bordaba sus usanzas hace más de 4000 a.C. y lo hacía con seda; a los romanos que decoraban sus túnicas y togas, a la civilización bizantina que bordaba la dalmática de los obispos, origen de donde lo heredamos y que aún seguimos usando.

La cultura europea también expresó su devoción a la religión cristiana con maravillosos bordados en hilo de oro a través de los siglos y en todas sus expresiones y estilos, con el barroco, el gótico y el florentino, entre varios más. Tradición que posteriormente fue heredada o adherida a las culturas del nuevo continente, por ejemplo, como se aprecia en los llamativos bordados que se realizan en México.

La historia de la humanidad ha ido de la mano con las expresiones del bordado y hoy logramos valorar el inmenso aporte a nuestra cultura. Gracias a este dedicado trabajo hemos podido conocer episodios y acontecimientos de la historia, principalmente la de Inglaterra; con una pieza única, que aún se conserva intacta y es fundamental para entender su pasado … su historia.

Se trata de una de las obras más famosas del mundo del arte, el Tapiz de Bayeux del siglo XI, es una magnífica pieza bordada de casi 70 metros de largo y 50 centímetros de ancho, que cuenta la conquista de los normandos, con Guillermo el Conquistador, al ejército anglosajón, comenzando con la travesía del Vikingo Harald y terminando con la Batalla de Hastings del año 1066.

Sus bordados, en un lienzo de lino, muestran una serie de cincuenta escenas de forma cronológica con miles de personajes y textos en latín, sobre los acontecimientos ocurridos en una época donde bordar era un medio importantísimo de comunicación. Este gran documento medieval, es considerado la joya bordada más notable que existe, y uno de los tesoros más célebres de la humanidad.


BORDAR CON HISTORIA


Hay registros, según historiadores, que serían las Cruzadas el principal vehículo de llevar este arte entre oriente y occidente, basta ver las imágenes de estos caballeros que llevaban bordada la cruz roja en sus trajes y banderas en sus viajes y batallas. En la Edad moderna se continuaron utilizando los bordados en las vestiduras de los militares, aunque para esos años, esta ardua labor contó con la ayuda de la creación de las máquinas de coser y bordar del inventor norteamericano Elías Howe en 1867.

Hasta hace solo unos años atrás, las mujeres de la sociedad debían saber bordar, era parte fundamental de su educación y era el pasatiempo obligatorio junto a la familia. Leer las obras de Jane Austen son el mejor ejemplo para entender la importancia del bordado, ya que describe fielmente la vida burguesa de la época de la Regencia.

El Museo Smithsoniano de Arte Americano, en la ciudad de Washington D.C., posee una inmensa colección de tipos de bordados aplicados a la moda, el folklore y las artesanías de distintas partes del mundo, hay además un área donde muestra las labores y oficios de la gente a través del tiempo con una escena que detalla el desgaste que producía en las manos de las mujeres el bordar. El museo muestra también como fue inventado el dedal.


BORDADOS EN LA DECORACIÓN


Una tradición que no pasa de moda, por muy al contrario bordar es un arte cada vez más valorado en la moda y en la decoración. Su gran aporte es marcar la diferencia en los objetos decorativos. Una mesa bien puesta con el mantel y las servilletas bordadas es sin duda de un detalle inigualable.

Cojines, edredones y sábanas bordadas, son una tradición que se ha mantenido en el tiempo, a pesar de su alto valor, para un distinguido público que entiende que una sábana suave es por la cantidad de hilos que tiene por pulgada y por la calidad de los bordados decorativos hechos a mano.


Los monogramas son furor y si son personalizados mucho mejor. Las letras bordadas no solo en servilletas, cubre bandejas y toallas de baño, sino en tapicería. En los respaldos de sitiales, en los cobertores de las sillas de comedor y banquetas se ven extraordinarios con el pespunte del bordado en el mismo color.



Los distintos estilos de puntadas aplicadas e inventadas para el bordado son muchas, las más comunes son; puntada de cadeneta, de cruz, de realce, la manual, el pespunte, de tallo o de espiga entre varios más. Hoy existen infinitos tipos de hilos y lanas para tu creatividad que como vemos, desde tiempos antiguos las artistas de esta manualidad fueron incorporando primeramente semillas y luego reemplazándolas por la pedrería y las perlas hasta las lentejuelas.

Hoy existe un boom de tomar cursos de bordado, se realizan hasta online y con tutoriales en YouTube para principiantes y más avanzados. Se han generado un montón de páginas en Instagram basadas para bordar y las redes sociales vuelven a recordarnos de esta manualidad que siempre esta en boga.

Menu cerrar
DIRECTORIO
Tiendas Servicios Artes
Mis favoritos Mis favoritos