01 de octubre, 2020
Tendencia imagen
Javiera Infante
Se declara totalmente análoga, buscadora incansable y hasta "el agote" de la simbología y el desarrollo de los conceptos que le permitan expresar sus ideas a través de la imagen.

Por. Catalina Darraidou

Una fotógrafa que se mantiene en la vanguardia de las tendencias del arte para impartir clases y talleres, y que sostiene que más que lo avanzado de la técnica, todavía lo más importante es tener algo que decir.

Afirma tajante, entre risas, que ni la pandemia, ni la cuarentena, ni nada de esto que estamos viviendo le ha inspirando algo nuevo en términos fotográficos. «Todo lo contrario», dice un poco con pataleta, «Pero seguro eso vendrá más adelante … Mi trabajo en general es muy reflexivo y casi totalmente autobiográfico, entonces todo lo que voy viviendo en algún momento sale para afuera a través de la fotografía».

El taller semanal que imparte hace diez años a un grupo de fotógrafos -algunos profesionales otros no- lo ha seguido dando por zoom, y su vocación pedagógica tuvo que ampliarla para ayudar a sus dos hijas de ocho y diez años con el homeschooling, que tantas lágrimas ha sacado sobre todo a las madres chilenas. Lo otro que ha estado haciendo es asesorías uno a uno a profesionales que quieren armar un buen portafolio o hacer una página web, por ejemplo, o a artistas que buscan postular a universidades… Y eso echa de menos: las clases que por varios años impartió en la Portales, la Universidad del Desarrollo, el Pacífico, Arcis… «Es algo que por alguna razón dejé de hacer y me gustaría retomar».


Javiera Infante (1975) se formó como fotógrafa en Estados Unidos, en The Corcoran College of Art and Design, (Washington DC), hizo un programa de intercambio en Florencia, en Lorenzo De’ Medici School, y luego cursó una maestría en Bellas Artes con mención en fotografía en Massachusetts College of Art (Boston). Para esta última, su trabajo de tesis fue justamente el tema del viaje: su autobiografía tras haber pasado entre los 19 y 30 años itinerando lejos de su país, y entonces se concentró en el simbolismo y en la forma conceptual de dar expresión a estas ideas y emociones a través de la imagen: entonces surgió la de la maleta, el agua, las plantas… En 2004 volvió a Chile y, a través de las clases universitarias y talleres, ha buscado compartir todos los conocimientos adquiridos y, sobre todo, enseñar a reflexionar y a pensar a sus alumnos antes de sacar la foto: «Hay una fotografía que busca salir para afuera y captar el momento y eso está muy bien y requiere de un estado de alerta y una sensibilidad que tiene mucho valor. Sin embargo, lo que yo enseño es más bien a buscar la obra de arte, a `producirla´a partir de una reflexión, del desarrollo de un concepto. Esto es algo que exige una introspección permanente y un darle vuelta mil veces a las ideas… ¡agotador! Pero eso es lo que me gusta y en eso ha consistido mi trabajo personal como fotógrafa».


Cuando recién aparecieron las cámaras digitales, Javiera compró una. Pero asegura que todavía está casi `de paquete´: «Yo soy totalmente análoga, tengo una especie de resistencia a la tecnología digital, aunque por supuesto la manejo y es con la que trabajan gran parte de mis alumnos. A mí, sin embargo, me gusta la película, me gusta el laboratorio, y como pienso tanto cada imagen antes de sacarla, no me interesa mucho esa posibilidad de la cámara digital de sacar mil fotos y elegir una… Me gusta mucho la estética del blanco/negro, y esa cosa medio punk de evocar elementos muy sutiles pero en este lenguaje más dramático». Considera, en ese sentido, que en las universidades que imparten el ramo de Fotografía, se le está dando demasiada importancia a la técnica y poca al contenido, al trasfondo y al proyecto personal que cada fotógrafo debiera buscar: «Es el mismo problema del sin sentido que se da trasversalmente en otros ámbitos».


A partir de 2010, la maternidad y la crianza fueron otra temática importante que inspiró el trabajo de Javiera. Vino toda una serie de fotografías de vestiditos de niña, mamaderas e hilos y agujas que dieron expresión a este otro momento marcador de su vida.


Entre las muestras más importantes en que ha participado destacan `La Cama´, en que se presentó en la Galería Marlborough en 2008, su exhibición individual de retratos en la Galería Cecilia Palma en 2007, y su participación constante en muestras en el extranjero: The Corcoran Museum of Art, Clarendon en Arlington, y District of Columbia Arts Center, entre otras. A raíz de la pandemia acaba de participar en una exhibición on line del National Museum of Women in the Arts, que congregó a 40 mujeres artistas haciendo retratos fotográficos sobre cómo estaban viviendo la crisis sanitaria. La propuesta de Javiera para este «Historias de un encierro» fue una rosa en sus clásicas imágenes en blanco y negro: «La cuarentena ha estado llena de contradicciones. Por un lado, está el goce de estar en familia, de observar a mis hijas crecer, de estar en casa calentita y de tener más tiempo para estudiar. Por otro, está la desesperanza de ver la muerte de cerca y la realidad de la pobreza exacerbada. Propongo la rosa como símbolo de lo contradictorio. Relaciono la rosa con la belleza y con las espinas, con el romance y el olvido, con florecer y deteriorarse. La represento contrastada y dramática. Imagen atractiva y bella, pero a la vez marchita y violenta».

Más dedicada a la docencia, se obliga siempre a presentar trabajos en las ferias Faxxi y ArtStgo, y tiene en venta fotografías en su propio estudio en Vitacura: «Tengo una series de flores que son muy decorativas han sido un gran hit. También de otras cosas más experimentales y algunas obras antiguas».

Actualmente Javiera explica que está en una etapa en que sus hijas están más grandes, en que está asentada en una casa también más grande, que hasta tiene dos perros: «… Pero esto es solo aparente y sospechosamente `estable´, en realidad siguen pasando muchas cosas a nivel interno y eso es lo que quiero explorar y expresar fotográficamente, eso es lo que ronda mi cabeza por estos días … ¡que agote!».

Menu cerrar
DIRECTORIO
Tiendas Servicios Artes
Mis favoritos Mis favoritos