07 de January, 2022
Tendencia imagen
Tres hoteles de “lujo” en Italia para un viaje inolvidable.
En hotelería el lujo ya no se trata de grandes cadenas ni cantidad de estrellas, hoy todo está en las experiencias. Y estos tres hoteles en Italia son la prueba de ello.

Por. Valentina De Aguirre

Durante estos años de encierro, ¿cuántos viajes has planificado en tu mente? Debemos reconocer que esa ha sido una de nuestras principales entretenciones. Más aún si estos viajes imaginarios incluyen hoteles increíbles, únicos, que no son solo una linda pieza, sino toda una experiencia inolvidable. ¡Es que esa es la clave del lujo hoy! Ya no se trata de grandes cadenas ni cantidad de estrellas, hoy lo que importa son las experiencias. Por eso, esta semana compartimos con ustedes tres hoteles en Italia que descubrimos en el último año y que soñamos conocer, todos inspirados en las tendencias del slowliving. ¡Vamos a viajar!

MASSERIA MOROSETA

 

Rodeado de olivos espectaculares y con vistas al mar, este hotel, que en realidad es una casa de campo, es un espacio de relajación y simplicidad rural. Fue construido con materiales locales y técnicas tradicionales, muy influenciado por las antiguas casas de campo de la zona: pintado de blanco, con patios resguardados, arcos, cemento y piedra. Todo esto se combina con el respeto y amor por el medio ambiente, gracias a la energía del sol y a las modernas técnicas de construcción ecológica utilizadas.

Esta Masseria moderna es elegante y familiar, y está pensada para todos quienes buscan un ambiente tranquilo entre la naturaleza, con buena comida, diseño y belleza. Tiene seis habitaciones dobles con jardín y la cocina se basa en las tradiciones mediterráneas. Dicen que el aceite de oliva que producen en el mismo campo es un imperdible en la visita.

En Instagram, @masseriamoroseta

CASA OLIVI

Este no es un hotel sino, tal como dice su nombre, una casa que se arrienda completa. Ubicada en la región de Las Marcas, entre los montes Apeninos y el mar Adriático, es una villa impresionante: tiene 5 piezas divididas entre la casa principal y la casa de invitados y está a solo cinco minutos de la ciudad de Treia. 

La casa fue descubierta por sus dueños el 2005, quienes la remodelaron junto a los arquitectos suizos Markus Wespi y Jérôme de Meuron. El resultado es un interior moderno decorado en tonos neutros y muy luminoso, y un exterior que recuerda a sus orígenes. 

En Instagram, @casaolivi

RESCHIO

“Una finca antigua, un castillo milenario, una familia con visión de futuro y el objetivo singular de proteger y restaurar un rincón extraordinario de la Umbría virgen. Esto es Reschio”, dice la descripción de este hotel que es realmente único. Esta finca que tiene todo el estilo italiano relajado y campestre, es de una familia que la ha ido restaurando con un gusto exquisito. Comprada en la década del 80 por un matrimonio, en 1999 fue tomada por su hijo arquitecto y transformada en lo que es hoy. Benedikt Bolsa, junto a su señora Donna Nencia, fueron los encargados de transformar el castillo en el Hotel Castello di Reschio, de 36 habitaciones. Además, convirtieron la mitad de las casas que eran parte del campo y que estaban medio abandonadas, en increíbles villas; el almacén de trabajo de los años 40 se convirtió en Tabaccaia, donde un estudio de diseño y arquitectura crea los diseños de Benedikt; y los bosques y prados antiguos volvieron a su estado natural, para proteger a la fauna local. 

Aquí, por supuesto, las experiencias también son parte importante de la visita. Se pueden explorar los bosques y prados de flores a caballo, nadar en el lago, disfrutar de una clase de cocina italiana o probar los productos que se hacen en la misma finca: tintos ligeros y rosados, miel orgánica y un aceite de oliva muy aromático. Imperdible.

En Instagram, @reschio

¿Viajemos?

 

Menu cerrar
DIRECTORIO
Tiendas Servicios Artes
Mis favoritos Mis favoritos